jueves, 30 de marzo de 2017

El batazo de Piazza

Los atentados contra las torres gemelas de Nueva York el once de septiembre de 2001 fueron un puñal helado en el corazón de la sociedad norteamericana. Hacía más de cincuenta años que no recibían un ataque tan brutal en su propio país y toda la ciudadanía se encogió creyendo que aquello era el comienzo de otra gran guerra. Durante días el país se paralizó y solamente cuando se quiso enviar un mensaje de valentía al resto del mundo, decidieron regresar a la actividad. Durante los días en los que las grandes ligas estuvieron paradas, la sed de competición creció en el espíritu de la gente. En un país donde los valores se miden en logros, los jugadores de beisbol son auténticos héroes nacionales. Por ello, cuando en el primer partido tras el parón, el bateador Mike Piazza sacó la bola del estadio con un batazo espectacular, fueron muchos los americanos que se pusieron en pie y se reconocieron en el beisbolista que admiraba su golpe con el rostro iluminado por los focos. Allí estaba, de nuevo, la gran américa y ese era uno de sus grandes hombres.


viernes, 24 de marzo de 2017

Múltiple


Andaba Shyamalan perdido en su propia idiosincrasia. Sus ideas originales, por brillantes, le habían situado en el disparadero de la crítica. No fueron muchos los que supieron entender sus historias pero fueron multitud los que se precipitaron para mostrar su burla. El problema fue que, según fue pasando el tiempo, él mismo les fue dando la razón. Enfrascado en relatos legendarios que no llegaban a ningún sitio, el otrora joven genio se fue apagando hasta convertirse, poco a poco, en una caricatura de sí mismo. Pero aquel que tiene la genialidad en la cabeza siempre está en disposición de resurgir. Múltiple ha sido la confirmación del regreso de aquel tipo lúcido, de ideas originales y películas palpitantes que nos enganchó el día que nos hizo creer que había vida más allá del último aliento. Dos horas de cine en una historia contada con detalle, vivida con angustia y rematada con maestría. Serán muchos los que se acerquen para seguir burlándose del ingenio de su director pero los pocos que sepan apreciar su última gran idea se marcharán a casa con la satisfacción de haber disfrutado una gran película.

jueves, 23 de marzo de 2017

Convencer para vencer

La nueva política no conduce al éxito. El error conduce a una muerte lenta. Los malos modos no ayudan al mensaje. Gritar más alto no te da la razón. A los ciudadanos hay que abrirles los ojos, destaponarles los oídos y enseñarlos a hablar con propiedad. Todo eso se consigue con educación porque la ausencia de la misma solamente les da más motivos para seguir vomitando su rabia. Hay que darles motivos para pensar, nunca para odiar. Nunca para seguir odiando. A la victoria se llega convenciendo, no intimidando.