miércoles, 27 de mayo de 2015

El hombre que no se enteraba de nada

Durante el tiempo que duró la campaña anduvo dirigiéndose a ellos con desprecio y displicencia. En sus alocuciones públicas hablaba de tertulianos, de inventores de nuevos estados, de populistas de nuevo cuño y de soñadores infundados. Todo valía para describirles pero no eran lo suficientemente importantes como para llamarles por su nombre. Estaba claro que no se estaba enterando de nada.

Ya los había ninguneado antes. Fue cuando se echaron a la calle para reivindicar una democracial real y él les invitó a entrar en el juego democrático. Cuando lo han hecho ha seguido sin tenerles en cuenta y ahora que los tiene encima, en lugar de mirar hacia atrás y valorar sus errores, sigue mirándose el ombligo y hablando de falta de comunicación. Y sí, sigue repitiendo que es el presidente del partido más votado. Está claro que sigue sin enterarse de nada.

martes, 26 de mayo de 2015

Viejoven

El umbral de los cuarenta es el momento vital más importante en la historia de una persona. Es el momento en el que te atrapa la angustia no por lo que te queda por vivir sino por todo lo que no has sido capaz de hacer y que, por las leyes de la física, seguramente nuca llegues a llevar a cabo. Es la angustia por lo no vivido.

Sin embargo, es imposible sentirse mayor en el umbral de los cuarenta. Con dos hijos de cinco y un años respectivamente y toda su juventud por delante para poder disfrutarla, no me puedo sentar a lamentar los años perdidos sino ilusionarme por todos los que están por vivir. Más que nada, porque lo que me queda por vivir lo viviré al lado de mis hijos. Me obligo a sentirme joven.

Esa palabra, que suena a chanza y a mi me evoca días de risa viendo Muchachada Nui, me viene al pelo para describir mi estado actual. Padre felizmente casado y sí, viejoven. Viejo pero joven.

lunes, 18 de mayo de 2015

La campaña

Pocas cosas producen tanta vergüenza ajena como una campaña electoral. Ver a los políticos bajarse al barro, actuar con demagogia, prometer mentiras y ejercer el populismo barato sin rubor, produce auténtica rima. Son capaces de montar en bicicleta cuando no son capaces de respetar un carril bus, de hacer un paseo por la televisiones para competir por el puesto de más cani, de disfrazarse, trasvestirse, hacer el ridículo y ofrecerse a debates rancios. Algunos, hasta son capaces de pedir un aplauso a un chico con síndrome de down sin pararse a analizar que su propia subnormalidad está por encima del respeto a una persona capaz de llevar una vida normal. Tontos los hay en todas partes, pero en política abundan. Un auténtico asco.

La pereza del escritor

Entiendo eso que llaman la pereza del escritor. Esa sensación de angustia ante la hoja en blanco, esa indomable sensación de no querer escribir nada y obligarte a enseñarte a imaginar. Entiendo la rabia ante la ausencia de inspiración y por más que Picasso dijese que prefería que las musas le pillasen trabajando, cuesta mucho ponerse a escribir algo cuando realmente lo pasas mal mientras rellenas líneas que, en muchas ocasiones, no sabes si tienen algún sentido. Peor aún es saber que las líneas no gustarán a nadie. O peor es saber que no te agradarán ni a tí mismo.

Entiendo la pereza del escritor desde un punto de vista aficionado. Yo solo soy editor de mis propios textos y estos son pocos e imprecisos. Con ello, me genera angustia el folio en blanco. Ello sin exigencia alguna. Puedo entender, pues, la sensación de presión que puede llegar a sentir un escritor con contrato en firme y novela fijada para una fecha.

Lo puedo entender todo pero... George R.R. Martin... ¡Ponte a escribir de una puñetera vez!

lunes, 4 de mayo de 2015

El subconsciente

El subconsciente es traicionero. Juega malas pasadas en cuanto sale a relucir en los momentos más inoportunos. A veces, queriendo inventar una mentira, terminas contando una verdad. Muchas veces, queriendo dejar en evidencia al interlocutor eres tú quien termina metido debajo de la mesa por más que te empeñes en aclarar la confusión.

El subconsciente jugó tres malas pasadas a dos pesos pesados del partido del gobierno y a una consejera del gobierno de Castilla La Mancha.

María Dolores de Cospedal, secretaria general del partido, dijo que "han trabajado duro para saquear el país". Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del gobierno, dijo que "el gobierno ha hecho una Amnistía Fiscal". Y, por último, un comunicado del gobierno de Castilla La Mancha, en manos del PP, nos ha dicho que "el gobierno de Rajoy dejó una herencia ruinosa en nuestra región".

Los borrachos, los niños y los subconscientes siempre dicen la verdad.